Análisis completo para la detección de hepatitis C

Hepatitis C

Tabla de contenidos

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una infección del hígado provocada por el virus VHC. La lesión crea en el hígado hinchazón e inflamación. Si se complica, puede derivar en insuficiencia hepática, cáncer de hígado o cirrosis.

Las infecciones de este virus son complejas de diagnosticar, ya que son asintomáticas. Como la hepatitis B, se transmite por el contacto de fluidos corporales o sangre de la persona contagiada. Cuando el contagio es reciente, e incluso cuando la infección ya es crónica, es complejo diagnosticarlo porque no manifiestan indicios. Hasta que no se ven síntomas secundarios a un daño hepático grave, el paciente no tiene por qué saber que esta contagiado.

Tipos de hepatitis C

El Progreso de esta enfermedad es complicado. Puede durar solamente algunas semanas en el organismo, o convertirse en una infección de por vida. Dependiendo de la evolución del virus en el organismo del paciente, podemos distinguir varios tipos:

  • Hepatitis C aguda. El sistema inmunológico del paciente es capaz de combatir la enfermedad, por lo que el virus debería de desaparecer en unos 6 meses.
  • Hepatitis C crónica. Cuando pasan los 6 meses y el cuerpo no ha eliminado el virus por sí mismo, hablamos de una infección de larga duración. Puede acompañar al paciente incluso durante toda la vida. Como hemos comentado antes, este virus puede provocar otras enfermedades graves como cirrosis, cáncer de hígado y, en situaciones complejas, la muerte. Lamentablemente, la crónica suele ser el tipo de infección más común entre personas contagiadas.

¿Cómo se diagnostica la hepatitis C?

Se necesita una prueba de anticuerpos anti-VHC para detectar la presencia del virus de la hepatitis C. Esta prueba puede medir la cantidad de anticuerpos generados por el organismo para combatir el virus. Alrededor del 30% de las personas infectadas pueden vencer al virus con las defensas propias de su cuerpo. Esto es debido a que el organismo genera una respuesta inmunitaria muy fuerte contra la infección. 

Un paciente que ya ha superado la enfermedad, aunque no esté contagiado, seguirá dando positivo en las pruebas de detección de la virus. Por ello, cuando se dé positivo, es conveniente confirmar el contagio a través de una cuantificación de ADN del virus de la hepatitis C.

¡Comparte esta publicación!

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Más artículos que te pueden interesar...

síndrome de patau
Blog

Síndrome de Patau

El embarazo es normalmente una buena noticia, acompañada de emoción, alegría y valentía. Sin embargo, no son solamente emociones positivas. Además de miedo, conlleva algunos

hormona antimülleriana
Blog

La hormona antimülleriana

Tenemos en nuestro organismo una gran cantidad de hormonas que ayudan a las células a cumplir sus funciones. Quizás nos suenen algunas de ellas, como

¿Quieres saber más?

No dudes en contactar con nosotros

¡Contáctanos ahora!

Te ofrecemos una consulta personalizada para ti. Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios. 

Recibe las últimas noticias

¿Quieres estar al día de las novedades del sector clínico?

Déjanos tu email y no te perderás ninguna de nuestras actualizaciones.