Calprotectina en heces

calprotectina

Tabla de contenidos

Es complicado diagnosticar enfermedades intestinales. Ya sea por los falsos positivos que se pueden dar (debido a colonoscopias dirigidas por signos y síntomas) o por el hecho de que estas enfermedades no tienen síntomas propios y específicos, poder llegar a un diagnóstico en el que se puede detectar alguna de estas enfermedades intestinales a tiempo es costoso. Por ello, los biomarcadores se han convertido en los aliados de los médicos a la hora de poder detectar problemas en el organismo. Si hablamos sobre enfermedades intestinales, la calprotectina en heces puede darnos una gran cantidad de datos para poder detectar algún problema a tiempo.

¿Qué es la calprotectina?

La calprotectina es una proteína producida por neutrófilos (un tipo de glóbulos blancos). Este marcador selectivo indica la inflamación en el intestino delgado y en el colon. Como los neutrófilos se encuentran en la mucosa del intestino, cuando este se inflama, la producción calprotectina aumenta. Gracias a esta reacción, se puede detectar en las heces y de ahí informar al paciente de una posible enfermedad intestinal.

Esta proteína es de especial importancia a la hora de diferenciar una enfermedad inflamatoria intestinal del síndrome del intestino irritable. Es, además, una prueba completamente indolora para el paciente. A una persona enferma de EII (Enfermedad inflamatoria intestinal) la prueba se le pedirá periódicamente. El médico será el encargado de llevar un historial del paciente. Poder detectar la calprotectina en heces puede reducir hasta en un 67% el número de endoscopias en adultos, por lo que es una alternativa maravillosa a un tratamiento más invasivo. También se evitan las pruebas de imagen.

¿Cómo funciona la prueba de la calprotectina en heces? 

Es importante que el paciente sea consciente de su propio organismo y acuda al médico cuando existan signos y síntomas de inflamación gastrointestinal, para que un profesional de la salud le indique los pasos a seguir a partir de ese momento.

Existen ciertos síntomas que pueden augurar problemas intestinales. Suelen variar a lo largo del tiempo y entre individuos. Los más comunes son:

  • Fiebre.
  • Diarrea sanguinolenta.
  • Pérdida de peso.
  • Sangrado rectal.
  • Dolor abdominal.
  • Debilidad.

Como hemos comentado al principio, los síntomas de estos problemas pueden confundirse con otras enfermedades, por eso es importante que el médico detecte de qué problema se trata. Una herramienta muy útil y recomendable es la calprotectina, que podría ser suficiente o serviría de paso previo para determinar si se necesitara realizar una endoscopia (colonoscopia o sigmoidoscopia).

No se necesita ninguna preparación previa para realizar esta prueba, solamente una muestra de heces recogida en un contenedor limpio. Es muy importante las muestras se conserven a una temperatura máxima de 25º, entre 2 o 3 días máximo. Las muestras que contengan medios de transporte, formol o compuestos similares, iones metálicos, agentes oxidantes o detergentes no serán aptas para el análisis de la calprotectina.

Para la realización del test se utiliza la técnica de doble sándwich con dos anticuerpos monoclonales que se unen a la calprotectina. Durante la fase de la primera incubación, la calprotectina de la muestra se une al anticuerpo. Tras esta fusión, se añade el conjugado marcado con peroxidasa y se forma un anticuerpo de captura-calprotectina humana-conjugado de peroxidasa. Después se agrega tetrametilbencidina, que hace de sustrato. Para finalizar, se tiene que defender la reacción con una solución ácida. Los colores de la muestra cambiarán de azul a amarillo. Cuánto más intenso sea este último color, más concentración de calprotectina indicará.

Interpretar los resultados

Mediante el seguimiento de la calprotectina en heces podemos controlar el avance de la enfermedad en los pacientes. Si el nivel de esta proteína desciende, la inflamación está siendo controlada con el tratamiento prescrito. Si el nivel sigue subiendo, es posible que el paciente esté experimentando un brote (un rasgo común en esta enfermedad) y, por lo tanto, se tengan que realizar modificaciones en el tratamiento.

El aumento de la calprotectina indica, como hemos comentado, una inflamación en el tracto gastrointestinal. Sin embargo, no se puede conocer su localización ni la causa de este. El diagnóstico se complica todavía más: el incremento de esta proteína puede indicar, como ya hemos comentado, una enfermedad inflamatoria intestinal. También puede significar una infección bacteriana, parasitaria, o incluso cáncer colorrectal. En este caso, se solicita una colonoscopia para poder detectar la causa de esta inflamación y los síntomas que está produciendo.

Por otro lado, si la prueba da unos niveles bajos de calprotectina, los síntomas suelen atribuirse a otra causa, como al síndrome del colon irritable o a infecciones víricas. En estos casos, no se recomienda realizar una endoscopia.

Notas finales

Las pruebas de calprotectina en heces son unos biomarcadores de extrema utilidad, utilizada a la hora de diagnosticar una enfermedad inflamatoria intestinal u otras enfermedades del intestino. Esta prueba no invasiva puede realizarse tanto en pacientes que sospechen tener algún problema intestinal como en pacientes que ya tengan la enfermedad y necesitan un seguimiento de esta.

Esta prueba, además, proporciona una gran variedad de información a los médicos, que no se podría adquirir por otro tipo de análisis. Un análisis de sangre, aunque puede detectar la inflamación y daros ciertos datos (proteína C reactiva y la velocidad de sedimentación globular), no nos daría los datos que nos daría la calprotectina.

Es importante comentar que la calprotectina no aumenta ni disminuye dependiendo del estilo de vida. Se trata de una reacción a una inflamación, por lo que cambiar los hábitos alimenticios o el ejercicio que se realice no variará sus niveles. Si su aumento se debe a una infección, los niveles volverán a ser normales cuando se supere el periodo de infección. Si, por otro lado, este incremento se debe a una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), la calprotectina tendrá picos de subidas y bajadas dependiendo del desarrollo de la enfermedad.

En muy raras ocasiones un fármaco antiinflamatorio no esteroideo podrá causar una subida de calprotectina en heces. Si ese fuese el caso, el primer paso sería dejar de consumir el fármaco y acudir a un médico con los mismos para solicitar un análisis.

Como sabemos de la importancia de contar con unos servicios médicos actualizados y a medida, en Ambar Lab trabajamos para estar a la vanguardia de todos los análisis y tratamientos que tenemos disponibles. Ponte en contacto con nuestros especialistas y asesórate sobre cualquier análisis que desees realizar.

¡Comparte esta publicación!

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Más artículos que te pueden interesar...

prueba del talón
Blog

La prueba del talón: Qué es

Cuando nace un bebé, el personal médico que está atendiendo el parto, además de asegurarse de que la madre se encuentra en buen estado después

¿Quieres saber más?

No dudes en contactar con nosotros

¡Contáctanos ahora!

Te ofrecemos una consulta personalizada para ti. Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios. 

Recibe las últimas noticias

¿Quieres estar al día de las novedades del sector clínico?

Déjanos tu email y no te perderás ninguna de nuestras actualizaciones.