Cardiolipina: qué es y qué indican sus anticuerpos

cardiolipina

Tabla de contenidos

Siempre insistimos en que un diagnóstico precoz y un conocimiento conocimiento del cuerpo propio pueden ayudar a detectar enfermedades que, si no se tratan a tiempo, pueden derivar en algo peor. Es posible que podamos detectar que algo no va bien en nuestro organismo, pero quizá no sepamos qué es exactamente lo que no funciona. Muchas enfermedades tienen síntomas muy similares o incluso iguales entre ellas, por lo que un auto-diagnóstico nunca es recomendable.  Con el objetivo de informar sobre problemas concretos y darte una pequeña guía sobre ellos, hoy hablaremos de los anticuerpos del tipo cardiolipina, sus síntomas y cómo realizar un análisis para saber si todo lo relacionado con ellas está en orden. 

¿Qué es la cardiolipina?

La cardiolipina es un fosfolípido (un tipo de grasa) que podemos encontrar en la parte más externa de las membranas de las células y de las plaquetas de la sangre. Los anticuerpos que producen suelen ser elevados en las personas con coagulación anormal en sangre, con enfermedades autoinmunes (lupus), o en casos de abortos espontáneos reiterados. Por lo tanto,  pueden afectar a la capacidad de un organismo para regular el proceso de la coagulación de la sangre. La causa de este funcionamiento anómalo es desconocida. 

Es cierto que el sistema inmunitario de un individuo puede producir uno o varios anticuerpos cuando no sabe cómo diferenciar entre proteínas propias y ajenas, pero el caso de los anticuerpos cardiolipina es diferente. Estos anticuerpos son autoanticuerpos, lo que significa que están ‘mal programados’ y atacan de forma anómala las propias cardiolipinas del organismo. 

Los efectos de estos ataques anormales en un organismo pueden ser graves; aumenta el riesgo de formación de coágulos de sangre (trombos) de manera inadecuada y recurrente en las venas y arterias. Estos anticuerpos también se asocian a una disminución del número de plaquetas (trombocitopenia).

Los cardiolipina son los anticuerpos antifosfolípidos más habituales. Este grupo suele detectarse junto con otros anticuerpos antifosfolípidos, como el anticoagulante lúpico y la anti-beta 2 glicoproteína I. También se pueden observar de forma transitoria en algunas infecciones agudas, como en el VIH y el SIDA, en algunos cánceres, cuando se están tomando ciertos medicamentos (fenitoína, penicilina y procainamida) e incluso en personas mayores sanas.

Para qué nos sirve

Por ello, la determinación de anticuerpos cardiolipina suele solicitarse para investigar la causa de:

  • Formación de coágulos sanguíneos inexplicables.
  • Abortos recurrentes.
  • Prolongación del tiempo de tromboplastina parcial (TTP) (en este caso suele solicitarse también una prueba con el anticoagulante lúpico).

Si en los análisis se detectan estos anticuerpos, suele repetirse el mismo 12 semanas después para constatar si su presencia es transitoria o permanente. Aunque el resultado sea negativo, en Ambar Lab solemos recomendar un segundo estudio más adelante, ya que estos anticuerpos podrían aparecer pasado un tiempo. 

Existen y pueden estar presentes en el organismo 3 tipos de anticuerpos cardiolipina en sangre: IgG, IgM, y/o IgA. Normalmente se analizan solamente los 2 primeros, pero si los resultados son negativos y hay un alto grado de sospecha clínica, suele solicitarse un análisis de los anticuerpos cardiolipina de tipo IgA. Junto con estos anticuerpos, y si el médico lo cree conveniente, pueden solicitarse otras pruebas, como el anticoagulante lúpico y la anti-beta 2 glicoproteína I.

¿Cuándo debería solicitar un análisis de cardiolipina?

El análisis de los anticuerpos cardiolipina se solicita cuando hay sospecha de una tendencia a que se formen coágulos (excesivos) en un paciente con signos y/o síntomas sugestivos de trombosis recurrente o no. Estos síntomas pueden variar dependiendo de la localización del coágulo. Si éste se encuentra en las venas profundas de las piernas, lo que se consideraría una trombosis venosa profunda (TVP), el paciente puede sufrir:

  • Dolores en la pierna o aumento de la sensibilidad de la extremidad afectada.
  • Hinchazón, edema de la pierna.
  • Alteraciones del color de la piel de la extremidad.

Si el coágulo afecta al pulmón (embolismo pulmonar), el individuo suele experimentar:

  • Dificultad respiratoria de aparición súbita.
  • Tos, hemoptisis (emisión de esputo con sangre).
  • Dolor torácico.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

Otros casos

El análisis de anticardiolipinas también se puede solicitar cuando una mujer presenta o ha presentado abortos recurrentes. Junto al anticoagulante lúpico y como seguimiento, este análisis suele solicitarse en personas con un TTP (tiempo de tromboplastina parcial) prolongado. Si se detectan anticuerpos cardiolipina se tendrá que repetir el estudio unas semanas después y determinar si estos anticuerpos son transitorios o permanentes.

También pueden solicitarse las anticardiolipinas cuando hay sospechas de una enfermedad autoinmune o/y si el resultado de los anticuerpos antinucleares (ANA) ha sido positivo. Puede ocurrir que en una persona con una enfermedad autoinmune (lupus eritematoso sistémico) no se detecten estos anticuerpos. El estudio, por tanto, se repetirá pasado un tiempo. Es posible que los anticuerpos se hayan desarrollado de forma tardía.

En ocasiones, las anticardiolipinas pueden solicitarse tras la obtención de un resultado positivo en la prueba de la sífilis (VDRL/RPR). Los reactivos que se han utilizado en la prueba de este enfermedad contienen fosfolípidos, por lo que pueden generar falsos positivos en pacientes con anticuerpos cardiolipina.

Para poder comenzar con el análisis solamente se requiere una muestra de sangre de una vena del antebrazo.

¿Que significan los resultados?

Los resultados del análisis de anticardiolipinas pueden verse alterados por diversos factores, entre ellos la edad, el género, el historial médico o el método utilizado para el análisis. Un resultado negativo no significa que haya un problema grave; tan solo indica que no existen anticuerpos cardiolipina en la muestra evaluada en ese momento concreto. También puede significa que estén a muy baja concentración y no se detecten.

Además, como las anticardiolipinas son los anticuerpos antifosfolípidos más comunes, no es extraño detectarlos de forma transitoria como consecuencia de una infección, por la ingesta de ciertos medicamentos o en personas mayores completamente asintomáticas. 

En el caso de que se detecten niveles moderados o elevados de anticuerpos cardiolipina (confirmados al cabo de 12 semanas), es probable que el paciente tenga esos niveles elevados de manera constante, lo que se podría asociar con una tendencia a formar coágulos o a tener abortos recurrentes (en el caso de algunas mujeres).

Si el resultado es positivo, el paciente podría sufrir el síndrome del anticuerpo contra las cardiolipinas. Por tanto,  el análisis se volvería a realizar para comprobar si el anticuerpo permanece en la sangre. Hay que dejar un período de 6 semanas entre los análisis para obtener resultados precisos en casos en los que se sospechen enfermedades como el lupus o el síndrome de anticuerpos contra las cardiolipinas.

¿Puedo realizarme otros análisis junto a este?

El análisis de anticardiolipinas puede realizarse sin ningún otro, pero normalmente es una de las muchas pruebas que se realizan. Todo depende de lo que el médico quiera analizar o sobre lo que sospeche. Si, por ejemplo, el médico sospecha de enfermedades como el lupus, quizá necesite realizar al paciente otros análisis de sangre o biopsias de tejido. 

Algunas de las pruebas y/o análisis que suelen acompañar al de anticardiolipinas son:

  • Hemograma completo.
  • Tiempo de tromboplastina parcial y tiempo de tromboplastina activada (muestran cómo se coagula la sangre).
  • Análisis de anticuerpos antinucleares (aparecen en pacientes con lupus).
  • Análisis de anticuerpos antifosfolípidos (aparecen en personas con coágulos sanguíneos anormales).
  • Ecografía (por si hay coágulos en arterias o venas).

¿Tener anticuerpos de tipo cardiolipina produce coágulos sanguíneos permanentes?

La presencia de anticardiolipinas no significa que necesariamente se desarrollen de manera definitiva coágulos sanguíneos. Son un factor de riesgo, pero no son capaces de predecir si un individuo formará coágulos sanguíneos de manera recurrente o alguna otra complicación relacionada. Además, aunque un paciente desarrolle coágulos sanguíneos, los anticuerpos no podrían predecir la frecuencia o la severidad de los mismos.

Sin embargo, es de gran utilidad realizar su análisis cuando el paciente presenta problemas relacionados con la coagulación de la sangre, con abortos espontáneos o tiene otros síntomas. Su resultado puede ayudar al equipo médicos a descubrir una mejor manera de tratar la afección del paciente.

Conclusiones

Como hemos comentado al principio del post, es indispensable entender nuestro cuerpo, las señales de alarma que nos muestra y hacerles caso. Eso no significa, sin embargo, que podamos ‘decidir’ qué le ocurre a nuestro organismo. Esa tarea es misión de un médico o un laboratorio preparado para realizar las pruebas necesarias que arrojen algo de luz a la situación. 

En Ambar Lab queremos acompañarte. Realizamos análisis clínicos de referencia que, junto a nuestro amplio catálogo de pruebas y nuestro equipo técnico, pueden ayudarte con cualquier sospecha que tengas sobre tu salud. Como sabemos que algunos términos médicos pueden ser complicados o desconocidos, puedes ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda o explicarnos los síntomas que observas y poder decirte qué prueba es más adecuada para tu caso. Ambar Lab se conforma de un grupo de personas dispuestas a atender tus necesidades y a responder a estas con soluciones a medida y actualizadas. Si quieres saber más sobre el mundo actual de la medicina, puedes consultar nuestro blog y todas las novedades.

¡Comparte esta publicación!

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Más artículos que te pueden interesar...

prueba del talón
Blog

La prueba del talón: Qué es

Cuando nace un bebé, el personal médico que está atendiendo el parto, además de asegurarse de que la madre se encuentra en buen estado después

síndrome de patau
Blog

Síndrome de Patau

El embarazo es normalmente una buena noticia, acompañada de emoción, alegría y valentía. Sin embargo, no son solamente emociones positivas. Además de miedo, conlleva algunos

¿Quieres saber más?

No dudes en contactar con nosotros

¡Contáctanos ahora!

Te ofrecemos una consulta personalizada para ti. Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios. 

Recibe las últimas noticias

¿Quieres estar al día de las novedades del sector clínico?

Déjanos tu email y no te perderás ninguna de nuestras actualizaciones.