Creatinina baja: causas y síntomas

Tabla de contenidos

Cuando existen síntomas muy generales en el organismo, que pueden deberes a varias enfermedades o aflicciones, el médico pedirá que se realicen pruebas de lo que él sospecha que puede ser la causa. El análisis de la creatinina es una de ellas. Ésta nos puede dar muchas indicaciones sobre el estado de salud de un paciente y ayudar a descubrir qué le ocurre para poder tratarle.

Hoy hablaremos de los efectos de, concretamente, la creatinina baja, cuáles son sus causas y mucho más.

¿Qué es la creatinina?

La creatinina es una sustancia producida mediante la unión de la creatina y el creatinfosfato. Es la consecuencia de los procesos metabólicos musculares. Los riñones son los encargados de absorber esta sustancia en su fase final y eliminarla por la orina. Uno de los problemas de un descontrol en los niveles de la creatinina son los problemas renales.

Como hemos dicho antes, son los riñones los que absorben y gestionan esa sustancia, por lo que analizar la creatinina nos puede ayuda a averiguar si los riñones están funcionando correctamente. Suele solicitarse su análisis juntos con otra prueba de riñón, la de nitrógeno ureico en sangre (NUS). Así se puede obtener un panel metabólico completo, un grupo de pruebas cuyo fin es entregar información sobre diferentes órganos, aparatos y sistemas del cuerpo. Suele incluirse en los chequeos rutinarios.

La creatinina se puede medir tanto en la sangre como en la orina. Si es mediante un análisis de sangre, la creatinina en suero puede ayudar a diagnosticar y controlar enfermedades renales agudas y crónicas y a estimar el índice de filtrado glomerular o volumen de fluido filtrado. Un análisis de orina también puede enseñar si estos órganos, encargados de realizar las funciones de limpieza y equilibrio de la sangre, funcionan como es debido.

¿Cuándo solicitar un análisis de creatinina?

El análisis de creatinina se puede solicitar, además de en un control rutinario, cuando existen molestias concretas o cuando el médico sospeche de una posible enfermedad renal. Algunos de sus síntomas son:

  • Cansancio, dificultad para concentrarse, falta de apetito, trastornos del sueño.
  • Hinchazón.
  • Orina con espuma, sangre o de color café.
  • Disminución de la cantidad de orina.
  • Problemas al orinar (quemazón o presencia de secreciones anómalas o alteraciones del ritmo), e irregularidad al orinar (especialmente de noche).
  • Dolor lumbar y en los flancos, por debajo de las costillas, cerca de los riñones.
  • Hipertensión.

 

La prueba de creatinina también suele solicitarse si el paciente cuenta con algunos factores de riesgo de enfermedad de riñón. El riesgo de desarrollar una enfermedad de este tipo aumenta si se padece diabetes de tipo 1 o 2, la presión arterial es elevada o existen antecedentes familiares de enfermedad renal.

El análisis de creatinina en sangre se puede solicitar junto con la urea en sangre y la albúmina en orina. También suele pedirse antes de una tomografía computarizada, durante algunos tratamientos y antes y después de una diálisis. Así se puede evaluar la eficacia del tratamiento.

¿Cómo se obtienen las muestras?

En el caso de necesitar un análisis de creatinina en sangre, un profesional médico tomará una muestra de sangre de una vena del brazo. Es posible que el paciente sufra alguna molestia leve del pinchazo, pero el procedimiento suele durar menos de cinco minutos y el dolor pasa muy rápido.

Si se necesita una realizar una prueba de creatinina en la orina, el paciente deberá recoger toda la orina durante 24 horas. El médico le dará instrucciones sobre cómo recoger y almacenar las muestras. Normalmente, el procedimiento es el siguiente: 

  • El paciente orinará por la mañana y anotará la hora.
  • Durante las próximas 24 horas, deberá recoger muestras de toda la orina en el recipiente provisto esteril y almacenarla en la nevera.
  • El médico ofrecerá instrucciones para llevar o enviar el recipiente con la muestra al médico o al laboratorio.

¿Qué se puede esperar de los resultados del análisis?

Los resultados de la creatinina en sangre u orina se pueden interpretar de diversas maneras, como las siguientes:

Nivel de creatinina sérica. La creatinina entra en el torrente sanguíneo y se filtra a un ritmo normalmente constante. La cantidad de esta sustancia en sangre debe ser relativamente estable. Un nivel elevado de creatinina puede ser síntoma de una función renal deficiente. La creatinina sérica se expresa en miligramos de creatinina por decilitro de sangre (mg/dL) o en micromoles de creatinina por litro de sangre (micromoles/L). El rango es:

  • De 0,74 a 1,35 mg/dL (65,4 a 119,3 micromoles/L) para hombres adultos.
  • De 0,59 a 1,04 mg/dL (52,2 a 91,9 micromoles/L) para mujeres adultas.

 

Tasa de filtración glomerular. La medición de la creatinina sérica también puede utilizarse para evaluar la velocidad a la que los riñones filtran la sangre (tasa de filtración glomerular). Como la creatinina sérica varía de una persona a otra, una tasa de filtración glomerular proporciona una lectura más precisa de la función renal.

La fórmula de la tasa de filtración glomerular tiene en consideración el recuento de creatinina sérica y otros factores, como la edad y el sexo. Si la tasa de filtración glomerular por debajo de 60 indica un filtrado glomerular alterado. El rango de puntuaciones por debajo de 60 se utiliza para controlar el tratamiento y la evolución de la enfermedad.

Depuración de creatinina. Mide la capacidad que tienen los riñones de filtrar la creatinina del torrente sanguíneo y expulsarla en la orina. La depuración se determina con la medición de la creatinina de una muestra de orina recolectada con las medidas que hemos explicado arriba. También se pueden aplicar períodos de tiempo más cortos para las muestras de orina. Sea de la manera que sea,  es fundamental que el momento y la recolección de la muestra de orina sean los que indique el médico o especialista.

La depuración de creatinina se mide en mililitros de creatinina por minuto por área de superficie corporal (mL/min/ASC). Los niveles normales en hombres son de 77 a 160 mL/min/ASC (de 19 a 75 años). El rango normal en mujeres (por edad) es el siguiente:

  • 78 a 161 mL/min/ASC (de 18 a 29 años).
  • 72 a 154 mL/min/ASC (de 30 a 39 años).
  • 67 a 146 mL/min/ASC (de 40 a 49 años).
  • 62 a 139 mL/min/ASC (de 50 a 59 años).
  • 56 a 131 mL/min/ASC (de 60 a 72 años).

 

Para adultos mayores no se han determinado unas mediciones base.

Un resultado inferior al rango normal en el grupo que corresponda al paciente puede significar una función renal deficiente o afecciones que varían el flujo sanguíneo hacia los riñones.

Cociente albúmina-creatinina. Es otra interpretación del recuento de creatinina en la orina gracias a la albúmina, una proteína de la sangre. Un riñón sano no la filtra de la sangre, por lo que si vemos que hay albúmina en la orina, su presencia debería de sea escasa o nula.

El cociente albúmina-creatinina indica la cantidad de albúmina en una muestra de orina en relación con la cantidad de creatinina. Los resultados se miden en número de miligramos (mg) de albúmina por cada gramo (g) de creatinina. Si los riñones están sanos debería de dar el siguiente resultado:

  • Menos de 17 mg/g en hombres adultos.
  • Menos de 25 mg/g en mujeres adultas.

 

Si el resultado es superior a estas cifras, podríamos estar hablando de una alteración renal. Podría, también, indicar una complicación derivada de la diabetes nefropatíca diabética.

El médico será el encargado de transmitir los resultados y asistir al paciente en cualquier duda sobre la situación para elaborar un plan de tratamiento.

¿Qué significa tener la creatinina baja?

Los valores normales de creatinina varían entre 0,6 y 1,1 mg/dL en las mujeres y 0,7 y 1,3 mg/dL en los hombres. Cualquier valor inferior a estos niveles será considerado creatinina baja. La diferencia de medición entre hombres y mujeres viene dada porque la creatinina se produce en el organismo dependiendo del nivel de masa muscular. Es normal que los que los hombres posean niveles de creatinina en sangre más alto que las mujeres, pues suelen tener músculos más desarrollados.

Sin embargo, los valores ‘normales’ para los niveles de creatinina en la sangre pueden variar dependiendo del laboratorio y del método que utilicen para su análisis. Como la creatinina se produce en los músculos, su concentración puede variar conforme una persona se desarrolla. Por tanto, los valores de referencia también pueden cambiar con el paso del tiempo:

  • Recién nacidos: 0,60 a 1,30 mg/dl.
  • Bebés entre 1-6 meses: 0,40 a 0,60 mg/dl.
  • Niños y adolescentes (de 1 a 18 años): 0,40 a 0,90 mg/dl.

 

Es más habitual tener la creatinina alta que baja. Sin embargo, puede darse el caso de tenerla por debajo de los valores normales. Este hecho puede estar relacionado con una reducción de la masa muscular o ser un aviso de la existencia de alguna enfermedad a tener en cuenta (miastenia gravis). 

Sus principales síntomas son la debilidad muscular y la pérdida del tejido. Es muy frecuente que, durante el embarazo, la mujer presente niveles bajos de creatinina. En este caso, los niveles no se deben a una enfermedad.

Su análisis permitirá a los profesionales de la salud asignar un tratamiento específico al paciente. Sin embargo,  para aumentar la creatinina también se puede incorporar a la dieta:

  • Proteínas (carne roja, pescado, huevos o quesos).
  • Alimentos ricos en potasio ( patatas y espinacas).

 

Si sospechas de una posible nivel de creatinina bajo, lo mejor es acudir al médico para que evalúe posibles causas y marque unas pautas a seguir junto a un tratamiento. Si lo necesitas, siempre puedes contar con AmbarLab para cualquier análisis de laboratorio. Ofrecemos más de 3.000 pruebas de laboratorio.. Si tienes cualquier duda o necesitas preguntar algo, ponte en contacto con nosotros y un miembro del equipo responderá a todas tus preguntas.

¡Comparte esta publicación!

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Más artículos que te pueden interesar...

leucocitos
Análisis

Leucocitos en orina

Puede que los glóbulos rojos sean más populares que los blancos. Quizá sea su color más llamativo, pero en ningún momento debemos dejar de lado

prueba del talón
Blog

La prueba del talón: Qué es

Cuando nace un bebé, el personal médico que está atendiendo el parto, además de asegurarse de que la madre se encuentra en buen estado después

¿Quieres saber más?

No dudes en contactar con nosotros

¡Contáctanos ahora!

Te ofrecemos una consulta personalizada para ti. Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios. 

Recibe las últimas noticias

¿Quieres estar al día de las novedades del sector clínico?

Déjanos tu email y no te perderás ninguna de nuestras actualizaciones.