Qué es la adenosina, la molécula de los procesos bioquímicos

adenosina - Ambar Lab

Tabla de contenidos

Muchos tipos de molécula, inyectadas en el cuerpo humano en la dosis y el momento correcto, pueden ayudar a aliviar síntomas o incluso tener ataques. Hoy, en vez de hablar de componentes que ya se encuentran en nuestro cuerpo, hablaremos de uno que se administra de forma intravenosa: la adenosina.

Formada por varios elementos, esta molécula puede ser de gran ayuda en determinadas circunstancias, tanto para bebés como para adultos. Veamos en qué consiste, los efectos que causa en el organismo y cómo aprovecharlos.

 

¿Qué es la adenosina?

La adenosina es un nucleótido, la estructura fundamental de los ácidos nucleicos. Si hablamos de ADN y ARN seguro que podemos ubicarnos mejor; los ácidos nucleicos están formados por nucleótidos, que a su vez conforman nuestro ADN y ARN. Estos están compuestos de una molécula de azúcar (ribosa en el ARN o desoxirribosa en el ADN) unida a un grupo fosfato y a una base nitrogenada.

En el caso de la adenosina, esta se forma gracias a la unión de la adenina (una de las 4 bases nitrogenadas de los ácidos nucleicos) con un anillo de ribosa o ribofuranosa (indispensable para los seres vivos) gracias a un enlace glucosídico β-N. Esta unión hace posible que un glúcido se una a otra molécula (aquí, adenina con ribosa). La adenosina también es una purina endógena y, por tanto, tiene una base nitrogenada que se sintetiza por degradación de ciertos aminoácidos (metionina, vaina, treonina, isoleucina, AMP).

Esta molécula cobró importancia en el ámbito científico cuando, en 1929,  Drury y Szent Gyorgyi demostraron las acciones de la adenosina y la bradicardia (frecuencia cardíaca baja), centrándose en el aparato cardiovascular. Sin embargo, fueron Feldberg y Sherwood los que demostraron que la administración de adenosina a nivel cerebro-ventricular tenía efectos sedantes. Pudieron proponer que la adenosina fuese en realidad un neurotransmisor.

A pesar de estas investigaciones tan fructuosas e importantes, fueron Sattin y Rall los que demostraron las acciones de la adenosina en el sistema nervioso central (SNC). Pudieron observar que este nucleótido inducía a un aumento de Ampo cíclico en los cortes de tejido cerebral de los mamíferos. las metilxantinas, además, actuaban a su vez como antagonistas de la adenosina.

Se han realizado muchos trabajos posteriores como los de Snyder y su equipo, que han permitido confirmar oficialmente que la adenosina crea acciones moduladoras tanto en los procesos bioquímicos del tejido nervioso como en los que se encontraban asociados a la neurotransmisión. Otras investigaciones más actuales han desarrollado una nueva hipótesis: los derivados de los opiáceos, de las benzodiazepinas y otros fármacos  tienen una gran relación con la actividad de la adenosina en el sistema nervioso simpático.

 

¿Cuál es la función de la adenosina?

Qué es la adenosina, la molécula de los procesos bioquímicos - Ambar Lab

 

La adenosina realiza una misión importantísima para que el organismo funcione correctamente. Se encarga de varios procesos bioquímicos, como la transferencia de energía en forma de adenosín trifosfato (ATP), indispensable para obtener energía celular, y de adenosín disfosfato (ATP), la parte sin fosforillar del ATP.

Necesitamos la adenosina y sus nucleótidos de adenina (ADP, ATP y AMP) para que nuestro organismo y el de muchos animales funcione correctamente tanto a nivel bioquímico como a nivel fisiológico. Además de participar en muchos procesos metabólicos celulares, ejerce acciones moduladoras en los procesos relacionados con la neurotransmisión y en los bioquímicos del tejido nervioso.

También realiza la función de moduladora en el SNC, interaccionando con receptores Alfa1, Alfa2A, A2B y A3 (distribuidos en el cuerpo para producir diversos procesos como la broncoconstricción, la vasodilatación o la inmunosupresión).

Por si todas estas características fuesen pocas, también se ha descubierto (lo hemos comentado brevemente antes) que la adenosina tiene efectos inhibitorios y sedantes sobre la actividad neuronal. Vamos a explicar este punto con un ejemplo práctico: cuando la cafeína consigue disminuir el sueño es porque en realidad bloquea algún receptor de adenosina. Puede ser el que se encarga de aumentar el sueño no REM o el que controla el sueño REM. Si en este estado se aplicase un inhibidor de la adenosina desafinada (desoxicoformicina) se lograría aumentar el sueño no REM.

Para que nuestras neuronas cerebrales funcionen correctamente la adenosina debe cumplir su misión de controlar la a proliferación celular y de medir la inflamación. Son sus receptores (A2A) los que hacen posible que todas estas funciones se lleven a cabo sin problema.

Sus receptores también regulan los sistemas inmunitario, cardiovascular y otros de los sistemas principales y la secreción de neurotransmisores. Si los receptores A2A se activan, también lo hacen las proteínas G intracelulares y, enseguida, los segundos mensajeros.

 

Receptores de adenosina en las adicciones a psicoestimulantes

Los recortes de adenosina están dentro de la familia de las proteínas G, las cuales están acopladas a unos receptores (A1, A2A, A2B y A3). Estos se pueden encontrar en casi cualquier parte del cuerpo humano, desde tejidos a órganos. Este nucleótido suele unirse más fácilmente a los receptores A1 y A2A.

Estos 2 receptores tienen misiones opuestas: el A1 disminuye la acumulación de AMPc cuando se acocean a las proteínas Gi/Go y el A2A  la aumenta en el citoplasma celular porque están acoplados a las Gs y Golf. Estas averiguaciones han llevado a los investigadores a llegar a la conclusión de que estos receptores participan en muchas respuestas fisiológicas del cuerpo humano (inflamación, dolor, vasodilatación…). Los receptores de adenosina A1 dentro del SNC están distribuidos por el cerebelo, el hipocampo y la corteza; los receptores A2A, en el bulbo olfatorio y en el estriado y los receptores A2B y los A3 suelen encontrarse en bajos niveles de expresión.

Dentro del ámbito de la psicofarmacología, se ha descubierto que la adenosina es capaz de controlar la neurotransmisión dopaminérgica antagónica y recompensar los sistemas (gracias a la adenosina A1 y los receptores de A2A). Muchos estudios confirman la posibilidad de que los antagonistas A1 sean una efectiva estrategia para contrarrestar los efectos de las sustancias psicoestimulantes.

Ciertos estudios experimentales hablan de hipótesis en las que los heterodímeros A2A/D2 ayudan a reforzar los efectos de sustancias con poder psicoestimulante (anfetaminas, cocaína…). Ya se han encontrado resultados a favor de que la modulación excitatoria de A1 y de A2A podría ser una nueva herramienta para contrarrestar la adicción a las sustancias psicoestimulantes.

 

Precauciones sobre la administración de adenosina

Aunque la adenosina puede aportar enormes beneficios a nuestro cuerpo, como cualquier otro elemento, debe tratarse con cuidado y prestar atención a sus contraindicaciones:

  • En pacientes con hipovolemia no corregida, estenosis valvular, shunt izquierda-derecha, pericarditis o derrame pericárdico la adenosina debe utilizarse con mucha precaución (puede provocar hipotensión).
  • Debe utilizarse con precaución en pacientes con fibrilación auricular o flutter, sobre todo en aquellos con una vía accesoria. Podrían desarrollar un aumento en la conducción.
  • Precaución también en pacientes con trasplante de corazón reciente (menos de un año), ya que se ha observado un aumento de la sensibilidad del corazón a este nucleótido.
  • La adenosina puede precipitar o agravar el broncoespasmo.
  • Debe utilizarse con precaución en pacientes con un intervalo QT prolongado por posible riesgo de torsade de pointes.
  • La administración del nucleótido en pacientes con historia de convulsiones debe vigilarse estrechamente.
  • Si se observan anginas, bradicardia grave, hipotensión grave, insuficiencia respiratoria o asistolia/parada cardiaca se debe interrumpir inmediatamente la administración de adenosina.

 

Uso de adenosina

La adenosina únicamente puede administrarse en un entorno hospitalario, ya que se necesita monitorización electrocardiográfica y disponer en cualquier momento de reanimación cardiorrespiratoria si fuese necesaria. Las dosis para pacientes son:

  • Dosis inicial: 50-100 µg/kg (dosis máxima: 6 mg).
  • Dosis subsecuentes: si no hay respuesta se administrará a los 2 min una segunda dosis de 200 µg/kg. Se repetirá el proceso hasta un máximo de 0,5 mg/kg/dosis en niños o 0,3 mg/kg/dosis en neonatos o hasta que se haya establecido un ritmo sinusal (máximo: 12 mg/dosis o bien 30 mg/total).
  • En perfusión (en hipertensión pulmonar): 50 µg/kg/min con incremento cada 2 min hasta 200 µg/kg/min o aparición de síntomas. Se necesitan más investigaciones para confirmar su utilidad respecto a este uso.

 

adenosina - Ambar Lab

 

Si el paciente sufre de insuficiencia hepática o renal no altera la eficacia del tratamiento, ya que ni el hígado ni el riñón participan en la degradación de la adenosina. Esta debe prepararse antes de su uso:

  • Para dosis menores a 600 µg se debe realizar una dilución con suero fisiológico 0,9% o con suero glucosado 5% hasta una concentración de 300 µg/ml.

Su administración se puede realizar por vía periférica o central, aunque es mejor la última opción. Hay que elegir una vía venosa lo más cerca posible al corazón (evitando usar las de extremidades inferiores). Se realiza una inyección rápida y se lava inmediatamente la vía con solución salina isotónica (5-10 ml). Si no hay más remedir que utilizar una vía central, la dosis debe reducirse a la mitad.

Siempre que tengas dudas sobre algún tipo de molécula, pregunta inmediatamente a tu médico de cabecera. El nucleótido que nos ha ocupado el artículo de hoy, por ejemplo, solamente puede administrarse en un hospital porque necesita unas herramientas concretas y especiales por si se da algún problema.

Si tienes alguna duda sobre la adenosina o sobre otro nucleótido y quieres saber más o conocer si existe una prueba para medir sus niveles, puedes ponerte en contacto con nosotros. En Ambar Lab brindamos respuesta a todas sus necesidades, ya sea un hospital, un laboratorio, un desarrollador de medicamentos o un investigador médico.

¡Comparte esta publicación!

Más artículos que te pueden interesar...

SIBO
Blog

¿Qué es el síndrome SIBO?

Siempre nos gusta recordar que no todas las bacterias que aparecen o tenemos en nuestro cuerpo son nocivas, sino que también, muchas de ellas, cumplen

¿Quieres saber más?

No dudes en contactar con nosotros

¡Contáctanos ahora!

Te ofrecemos una consulta personalizada para ti. Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios. 

Recibe las últimas noticias

¿Quieres estar al día de las novedades del sector clínico?

Déjanos tu email y no te perderás ninguna de nuestras actualizaciones.