Trombina: cómo medirla y para qué sirve

Trombina

Tabla de contenidos

La sangre es uno de los elementos más importantes en nuestro organismo, prácticamente nuestra fuente de vida. Además de transportar oxígeno para alimentar a todas las células de nuestro cuerpo, también se encarga de hacer que las heridas se cierren y no infecten, entre otras muchas funciones. Las plaquetas que encontramos en las sangre son las encargadas de formar el coágulo, tapando el corte que se haya realizado en la piel e impidiendo el sangrado, además de curarlo,

De ahí que sea tan importante comprobar que la sangre coagula correctamente. Para ello se utiliza la prueba de la trombina, capaz de detectar si la sangre realiza esta función correctamente o existe algún problema que dificulta su misión. ¿Cómo se realiza? ¿Tardan mucho en llegar los resultados? Veamos qué es exactamente esta prueba y qué es la trombina propiamente.

 

¿Qué es la trombina?

La trombina es una enzima que forma parte del proceso de coagulación de la sangre, por lo que se encuentra ya en ella. Actúa sobre el fibrinógeno para crear fibrina, una proteína fibrosa que ayuda en la coagulación de la sangre. 

Cuando nos cortamos y sangramos, el organismo se pone en marcha para tapar ese sangrado y hacer que perdamos la menor cantidad posible de este líquido. Para ello, las plaquetas, fragmentos celulares también presente en la sangre, se unen entre ellos y acuden al foco de la lesión. Es entonces cuando comienza el proceso de coagulación, en el que se activan las proteínas de la misma.

Un coágulo normal y estable necesita que las plaquetas y los factores de la coagulación funcionen de forma habitual y la sangre tenga suficiente cantidad de ellos para que la herida se pueda cerrar. En el momento en el que hay poca cantidad de 1 o de más de esos factores o de plaquetas, la coagulación no se puede llevar a cabo. Como consecuencia, la herida no se ‘tapona’ y aparecen episodios de sangrado o una mala coagulación, conocida como trombosis.

El tiempo de trombina es la prueba que se encarga de medir la parte del proceso hemostático en la que el fibrinógeno se convierte en fibrina. Exactamente, su misión es medir el tiempo que tarda el cuerpo en formar un coágulo de fibrina cuando se añade una cantidad normal de trombina en el plasma. 

Este tiempo depende de la cantidad de fibrinógeno y de la presencia de posibles inhibidores, como la heparina. Si se añade trombina a la muestra no se tienen en cuenta el resto de factores de la coagulación , sino solamente la función del fibrinógeno. Las pruebas de coagulación TP o TTP basan sus resultados en el proceso que se da en el laboratorio, por lo que no se puede observar lo que está ocurriendo realmente en el organismo.

La mayoría de las personas que tienen una baja concentración de fibrinógeno o fibrinógeno disfuncional no revelan síntomas de ningún tipo, y si lo hacen son tan leves y generales que se pueden confundir con los de otra enfermedad. El diagnóstico, que tan importante es a la hora de prevenir o coger enfermedades a tiempo y minimizar el máximo posible sus efectos en el cuerpo, es muy difícil de realizar. 

De hecho, la prueba de trombina se suele realizar porque se detecta algo extraño en un análisis de sangre que se realiza por otro motivo o el paciente ve que está sufriendo sangrados inesperados o prolongados tras una intervención quirúrgica. Se cree incluso que algunos abortos involuntarios puedes ser debidos o estar relacionados con una coagulación inapropiada en los vasos sanguíneos de la placenta.

 

¿Cómo se usa la prueba de la trombina?

La prueba del tiempo de Trombina (TT) suele realizarse cuando hay sospechas de una irregularidad en la coagulación o una formación inadecuada de coágulos, sobre todo en episodios trombóticos, son el objetivo de evaluar la concentración y la funcionalidad del fibrinógeno. Hoy en día, la mayor parte de los laboratorios, entre los que se encuentra AmbarLab, dan la posibilidad de realizar pruebas para el fibrinógeno.

Es necesario comentar que la prueba del tiempo de trombina es muy sensible al anticoagulante heparina, por lo que se suele usar para monitorizar el tratamiento con heparina no fraccionada y para sabe si ha habido contaminación con heparina en una muestra de sangre. Actualmente se sigue utilizando con estos fines, pero esta prueba ha sido sustituida casi en su totalidad por otros análisis y procedimientos para neutralizar la heparina.

Para realizar esta prueba simplemente se necesita una muestra de sangre, que se obtiene de una vena del brazo o de la mano. Para evitar su coagulación, la muestra se coloca en un tubo con una sustancia química que impide este proceso.

 

¿Cuándo se solicita?

La prueba TT suele ser solicitada por el médico tanto sola como con otras pruebas cuando un paciente sufre sangrados o forma coágulos de manera inexplicable o extraña, si una persona sufre abortos de forma reiterada o si existe una prolongación de los resultados en las pruebas de coagulación primarias, (PT o TTP).

Otra situación en la que se solicita la prueba del tiempo de trombina es cuando el profesional de la salud sospecha de algún un trastorno relacionado con la disminución en la cantidad de fibrinógeno o en una posible disfuncionalidad. También existen ocasiones en las que esta prueba se asigna si se sospecha de una contaminación por heparina en una muestra o si una persona está en tratamiento con heparina. Estos 2 casos, sin embargo, han disminuido en gran medida en las últimas décadas.

Si tu médico te asigna una prueba de trombina, es fundamental informar de cualquier medicamento que estés tomando actualmente, sobre todo si alguno de ellos afecta a la coagulación de la sangre. Deberá conocerlos todos, desde medicamentos a base de hierbas, vitaminas y suplementos, sean recetados o no (incluyendo por supuesto cualquier droga ilegal que estés consumiendo). Cuando se habla de salud, sobre todo de la propia, se tienen que poner todas las cartas en la mesa ante el médico para que pueda recetar un tratamiento adecuado y que no ponga en riesgo tu salud, de ahí que ocultarle algún tipo de información sea más perjudicial para ti que otra cosa.

Esta prueba también suele pedirse para ayudar a diagnosticar los siguientes problemas:

  • Afecciones hereditarias que generen un bajo nivel de fibrinógeno o su trastorno.
  • Enfermedades hepáticas (cirrosis o hepatitis).
  • Algunos tipos de cáncer (el de riñón, el de hígado o mieloma múltiple).
  • Afecciones específicas (lupus, colitis ulcerosa…).
  • Anticuerpos contra el fibrinógeno que podría generar el cuerpo de forma natural si el paciente ha sido sometido a una cirugía en la que se ha utilizado pegamento quirúrgico de fibrina de origen bovino.
  • Coagulación intravascular diseminada.
  • De manera de control antes de realizarse un proceso quirúrgico.

 

¿Qué significa el resultado?

Los resultados se tienen que medir teniendo en cuenta la edad, el sexo y el historial clínico del paciente, entre otros factores, por lo que no existe un ‘resultado ideal’. Es más: estos pueden variar dependiendo del laboratorio en el que se realice la prueba.

El tiempo normal o habitual de trombina es de 12 a 19 segundos. Si el tiempo es más elevado, es posible que nos encontremos ante un nivel alto o bajo de fibrinógeno o que éste no funcione como es habitual. En todo caso: existe una irregularidad, que puede ser debida a un mal funcionamiento de la enzima o por algún medicamento que afecta la coagulación de la sangre (heparina, argatrobán…).

Si el tiempo de trombina sobrepasa en exceso los 12-19 segundos, la causa pueden ser las proteínas en la sangre procedentes de un mieloma múltiple, una amiloidosis o los anticuerpos contra la trombina bovina, que se usan como parte de los análisis.

Normalmente no suele necesitarse ningún tratamiento para combatir una irregularidad en la cantidad de fibrinógeno, a menos que se detecten hemorragias significativas. En ese caso suele reemplazarse el fibrinógeno administrando en forma de crioprecipitado o de plasma fresco congelado durante poco tiempo. Si los problemas de coagulación son más recurrentes, se puede administrar una terapia con anticoagulantes (acenocumarol o Sintrom®).

 

¿Qué otras pruebas hacen?

Si el médico solicita la prueba de tiempo de trombina, es posible que también pida otros análisis para poder tener una visión más amplia de la capacidad de coagulación de la sangre, como:

  • El tiempo de reptilasa. Mide le tiempo que tarda el fibrinógeno en convertirse en fibrina, por lo que se puede saber si ese período extenso de trombina tiene como causante a la heparina.
  • El tiempo de protrombina. Podemos conseguir información del fibrinógeno y de otras partes de la sangre que ayudan a la formación de coágulos. También se realiza esta prueba para analizar los efectos de la warfarina.
  • El tiempo de tromboplastina parcial activado. Se puede obtener información sobre los factores en la coagulación de la sangre y para medir los efectos de la heparina.

 

¿El tiempo de trombina sirve para monitorizar el tratamiento con dabigatrán?

Este inhibidor de trombina actúa de forma directa y es uno de los anticoagulantes orales aprobados en los últimos años. No hay que monitorizarlo de forma diaria, aunque sí se recomienda si el paciente padece ciertas enfermedades clínicas. Lo que sí se sugiere mucho es el uso del tiempo de trombina o del tiempo de trombina diluido modificado para realizar un seguimiento del tratamiento con dabigatrán. Aun así, este procedimiento no se ha aceptado de forma amplia, por lo que, siempre que la monitorización esté indicada en el paciente, se deberá realizar una medida correcta y precisa de los niveles de dabigatrán.

Como puedes ver, la trombina y su análisis pueden esclarecer el porqué de una coagulación irregular en un paciente. De ahí que la prevención y un correcto análisis sean tan importantes para detectar qué está ocurriendo y dar el tratamiento adecuado. Eso es lo que nos mueve en AmbarLab, la tranquilidad de tener contigo un laboratorio con más de 3.000 pruebas, capaz de acompañarte en la gestión de tu negocio y en el desarrollo de nuevos proyectos.

Si tienes alguna duda o pregunta más específica, tanto de la prueba del tiempo de trombina como de cualquier otro aspecto de nuestro laboratorio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro equipo experto estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios.

¡Comparte esta publicación!

Más artículos que te pueden interesar...

rdw alto
Sin categorizar

RDW alto: ¿qué significa?

Sabemos que el mundo de las siglas puede ser un poco complejo y lioso en ocasiones, sobre todo si hacen referencia a un término en

ferretina baja
Blog

Ferritina baja: causas y tratamiento

Cuando el médico nos recomienda un análisis de sangre, normalmente es porque hay sospecha de que algún nivel de todos los elementos, proteínas y células

¿Quieres saber más?

No dudes en contactar con nosotros

¡Contáctanos ahora!

Te ofrecemos una consulta personalizada para ti. Nuestro equipo de expertos estará encantado de asesorarte en cualquiera de nuestros servicios. 

Recibe las últimas noticias

¿Quieres estar al día de las novedades del sector clínico?

Déjanos tu email y no te perderás ninguna de nuestras actualizaciones.